TRATAMIENTOS DE

LA INSUFICIENCIA RENAL.

Cuadro de texto: Donación y trasplante.
Imprimir esta página

Prediálisis, La antesala de la diálisis:

Se trata de los cuidados necesarios que el médico determina cuando existe IRC, pero aún no se ha comenzado la fase de diálisis.
Cada paciente requiere de unos cuidados conforme su diagnóstico y el avance de su enfermedad, pero, en general, habrá limitación en la ingesta de sal para el control de la tensión arterial y limitación de la ingesta de proteínas que permitirán alargar el estado de pre-diálisis.

LA DIALISIS:

La diálisis es un procedimiento artificial que permite extraer de la sangre del paciente sustancias nocivas o tóxicas para el organismo, así como también el agua en exceso acumulada.

Este tratamiento no es curativo y es de por vida ya que no modifica la lesión que se produjo en sus riñones. Estos tratamientos le permiten mejorar los síntomas y vivir por más tiempo, ofreciéndole la posibilidad futura de realizar un trasplante renal. La hemodiálisis y la diálisis peritoneal son tratamientos dirigidos a sustituir la función de los riñones que han dejado de funcionar.

Estos tratamientos le permiten a Ud. vivir más tiempo y sentirse mejor, pero no son una cura de la enfermedad. Mientras que en la actualidad los pacientes con insuficiencia Renal viven más tiempo que nunca, a lo largo de los años puede haber problemas.
Entre éstos están:

- Trastornos de los huesos.
- Presión arterial alta.
- Lesiones nerviosas
- Anemia (número insuficiente de glóbulos rojos en la sangre)

 Aunque no se pueden hacer desaparecer estos problemas con la diálisis, los médicos cuentan en la actualidad con mejores armas para tratarlos o evitarlos.

 

Existen hoy en día 3 modalidades de diálisis:

- La hemodiálisis.


-
La diálisis peritoneal continua ambulatoria.


-
Diálisis peritoneal automatizada.

 

- Trasplante.