Las grasas

Las grasas son los nutrientes que más energía aportan al organismo. Su principal función es la de reserva de energía. Existen tres tipos:

 

Grasas saturadas:

 

Se encuentran presentes en grasas de origen animal como la ternera, cordero, huevos, productos lácteos enteros, mantequilla, embutidos, etc. Actualmente, está establecido que el consumo de grasas saturadas está relacionado con las enfermedades cardiovasculares (de corazón).

 

Grasas insaturadas:

 

Este tipo de grasas se encuentran fundamentalmente en los alimentos de origen vegetal (aceites de semillas, de oliva y frutos secos) y en los pescados. El consumo de grasas insaturadas (especialmente el aceite de oliva virgen) es un factor protector de las enfermedades de corazón porque aumenta el denominado colesterol bueno.

 

El colesterol:

 

Aunque es un tipo de grasa necesaria para el buen funcionamiento del organismo, el consumo de colesterol asociado a su elevación en sangre está relacionado con las enfermedades de corazón. Aportan colesterol a la dieta los alimentos de origen animal como carnes, lácteos enteros, huevos, vísceras y mariscos.

Imprimir esta página