¿Cuáles son las causas de la Insuficiencia Renal?.

 

Diabetes: la cual puede dañar los pequeños vasos sanguíneos de los riñones que forman las nefronas.

 

Diabetes mellitus: La causa más frecuente de IRC en los países desarrollados. Se produce afectación renal a partir de los 10 años de evolución de la diabetes, aunque se manifiesta clínicamente a los 20 años. Aparece micro albuminuria (pérdida de albúmina por orina en cantidades mínimas), que evoluciona hacia una proteinuria (pérdida de todo tipo de proteínas), con descenso progresivo de la función renal. Influye en la evolución el control de la diabetes y la aparición de patología acompañantes como la hipertensión arterial.

 

Hipertensión arterial: o alta presión arterial no tratada, la cual causa daños a los pequeños vasos sanguíneos de los riñones, produce una sobrecarga de presión en todo el árbol vascular, ante lo cual los vasos responden fortaleciendo su capa muscular. En el riñón se produce un engrosamiento de la pared de los vasos con disminución de su calibre, dando lugar a isquemia renal, y, por otro lado, se produce una hiperpresión glomerular que somete a un excesivo trabajo al glomérulo. Habitualmente suelen asociarse metabolopatías (hiperlipidemia e hiperuricemia) que complican la evolución clínica. Clínicamente aparece como un deterioro progresivo de la función renal con aparición de proteinuira y microhematuria. El proceso se agrava con la edad.

 

Nefroesclerosis:  que es el daño al riñón ocasionado por la alta presión arterial.

 

La Inflamación: es una hinchazón de los pequeños vasos sanguíneos del riñón (las nefronas).

 

Glomerulonefritis: es una inflamación de los glomérulos (pequeños vasos sanguíneos del riñón), que usualmente afecta a ambos riñones en la forma crónica, consisten en una afectación glomerular acompañada de afectación vascular e intersticial renal en algunos casos. De origen inmunológico, mediado por anticuerpos contra antígenos renales o de depósito de anticuerpos unidos a antígenos procedentes de otros órganos o sistemas. Clínicamente suelen manifestarse con proteinuria (en cantidad variable, llegando a ser nefrótica -más de 3 gr/día con afectación del lipidograma y clínica de edemas-), hematuria y deterioro lento o rápido de la función renal (de días a años).

Es un daño lento, progresivo.

 

Enfermedad del Colágeno: tal como el lupus, es una enfermedad de auto inmunidad que involucra a otros órganos.

 

Obstrucción: es una condición en la que la sangre no puede fluir al riñón, o la orina no puede pasar a la vejiga.

 

Nefritis tubulointersticiales: procesos que afectan de forma predominante al intersticio -una de las zonas del riñón- con destrucción de túbulos y vasos, lo cual da lugar a una isquemia y atrofia renal. Las causas son muy diversas, aunque predominan las tóxicas por abuso de fármacos (sobre todo analgésicos), que producen daño tubular y fibrosis intersticial. Dentro de este grupo se incluiría también a la pielonefritis crónica por reflujo vesicoureteral. Clínicamente, son muy silentes detectándose por deterioro de la función renal y defectos en la función tubular (descenso de la capacidad de concentración, acidosis e hiperpotasemia).

 

Uropatía Obstructiva: un bloqueo que puede ser causado por piedras en el riñón o por un defecto estructural congénito.

 

Infección Crónica: es la enfermedad más común de los riñones y del tracto urinario. Una infección severa de la vejiga puede llevar a una infección en el riñón. La repetición en las infecciones del riñón puede dar lugar a insuficiencia renal.

 

Cistitis: es una infección de la vejiga. Los síntomas incluyen orinar frecuente, urgente y dolorosamente. Si no se trata, puede ocasionar una infección en el riñón.

 

Pielonefritis: es una infección del riñón. Generalmente, la persona también tiene un defecto estructural (genético). Puede presentarse sin síntomas o puede causar fiebre, dolor de espalda y escalofrío.

 

Condiciones Hereditarias: son enfermedades transmitidas por generaciones, y son:

 

1. Enfermedad Poliquística: aparición de quistes que dañan al riñón.

 

2. Glomerulonefritis: es una inflamación de los pequeños vasos sanguíneos del riñón. Algunas de sus formas son hereditarias.

 

Procesos renales hereditarios: representados en prácticamente su totalidad por la poliquistosis renal. Es un proceso hereditario que se transmite de forma autosómica dominante y se trata de un defecto en la formación de los túbulos renales, que degeneran en quistes que crecen progresivamente y destruyen el parénquima renal sano. Los quistes se pueden visualizar por ecografía a partir de los 25 años, aunque la edad de aparición puede ser muy variable. Pueden ir acompañados de otros defectos como quistes hepáticos y aneurismas vasculares en cerebro. Clínicamente cursan con hipertensión arterial, deterioro progresivo de la función renal y complicaciones derivadas de los quistes (hemorragias e infecciones).

 

Otras causas de insuficiencia renal incluyen: accidentes, daño causado por medicamentos, drogas, venenos y radiación, por mencionar algunas.

Imprimir esta página