Energía:


Generalmente, se observa que los pacientes tratados con diálisis peritoneal continua presentan un aumento de peso. Esto indica que su aporte calórico serle ser superior a sus necesidades calóricas, frecuentemente porque el paciente no se da cuenta de que el dializado también le aporta una cantidad de energía elevada.
Las necesidades calóricas en la diálisis peritoneal son generalmente inferiores que en la hemodiálisis por la importante contribución calórica de los intercambios del dializado. La literatura cita frecuentemente la contribución den kilocalorías del dializado como de 400 a 800 Kcal. En general, se supones que se absorbe el 80% de la glucosa del dializado
. Las necesidades energéticas de la persona en diálisis peritoneal continua se calcula como las de cualquier otra persona, con la particularidad de que hay que restarles las calorías aportadas por el líquido de dializado.
Va a ser importante que el paciente sea consciente de que debe controlar el aporte calórico de su alimentación para poder mantenerse en un peso más o menos adecuado. El peso no le debe obsesionar, pero es importante que sepa que manteniéndose en un peso adecuado, mejorará su salud en aspectos tan importantes como controlar los niveles de colesterol, triglicéridos, etc

 

 

Las proteínas:

La principal función que tienen las proteínas es la plástica. Son necesarias para la formación de la mayoría de las estructuras corporales. El músculo, los huesos y todos los órganos del cuerpo están formados por proteínas. Las proteínas, según su procedencia, se clasifican en proteínas de origen animal, presentes en todos los productos de origen animal (carnes, embutidos, vísceras, pescado, mariscos, huevos, leche y derivados) y proteínas de origen vegetal, presentes en menor cantidad en alimentos de origen vegetal como legumbres y cereales. Las proteínas de origen animal son más completas que las proteínas de origen vegetal.

 

 

Hidratos de carbono:
Los hidratos de carbono que vamos a aportar en la alimentación van a ser complejos, es decir, de absorción lenta. Los altos niveles de triglicéridos y colesterol observados en pacientes con diálisis peritoneal hacen que los hidratos de carbono simples no sean en absoluto recomendables y, teniendo en cuenta que parte de los hidratos de carbono simples que hay el líquido de dializado se van a absorber irremediablemente en la alimentación, debemos restringirlos.
¿Cómo cubrir estas necesidades desde el punto de vista dietético?
Los alimentos más ricos en hidratos de carbono complejos son los cereales, pan, pasta, arroz, y legumbres
. En estos alimentos también encontramos una interesante cantidad de fibra, que podemos aprovechar siempre y cuando tomemos cereales integrales.
En la dieta del paciente hemodializado no se recomienda la toma de alimentos integrales ya que aportan gran cantidad de sodio, potasio y fósforo. Pero ya que en la diálisis peritoneal continua el aporte de estos minerales no está tan restringido, vamos a aprovechar el consumo de productos integrales y así, aportaremos la cantidad de fibra necesaria para nuestro organismo. Aún así, el consumo de productos integrales debe ser moderado y no se puede abusar de ellos.

Por todo ello, es recomendable que la persona en diálisis peritoneal tome todos los días una ración de una alimento rico en hidratos de carbono complejo (arroz, pasta legumbre, etc.), además de la ración del desayuno (en forma de cereales integrales o pan integral). 

 

 

Los lípidos:

El aporte de grasas o lípidos al organismo es tan importante como el de cualquier otro nutriente. En la alimentación de cualquier persona, pero en el caso de los pacientes en diálisis peritoneal continua con más razón, es impensable dejar de hablar de las diferentes calidades de grasa que nos encontramos en los alimentos.
Como ya hemos comentado, estos pacientes presentan elevados niveles de colesterol y trigliceridos. 

Imprimir esta página